#SULLANA

La joven Karen Merly Pérez Orozco de 23 años perdió la vida esta tarde cuando intentó conectar su celular a un tomacorriente con las manos mojadas. La noticia conmovió a sus familiares y vecinos por las circunstancias del trágico desenlace que obliga a los menores e incluso mayores de edad a tener mucho cuidado para evitar este tipo de situaciones.

El hecho se registró en su vivienda del asentamiento humano Los Olivos, en Sullana, cuando la joven lavaba ropa e intentó poner a cargar su celular sin secarse las manos, recibiendo una fuerte descarga eléctrica. Se cree que la llovizna del día previo podría haber incrementado el riesgo que la joven no se percató; además, es probable que algunos cables estuvieran sueltos.

Aún con vida fue evacuada por sus familiares al hospital de Apoyo de Sullana; sin embargo, la descarga eléctrica fue intensa y le afectó los órganos vitales, falleciendo minutos después. Sus familiares protagonizaron dolorosas escenas de dolor en este nosocomio (El Regional].

Comments

comments

Compartir