Las invasiones ubicadas, desde hace más de una década, dentro del complejo arqueológico Mateo Salado, en los límites del Cercado, Pueblo Libre y Breña, estarían poniendo en peligro el patrimonio de la ciudad

Se sabe que las invasiones no solo carecen de servicios básicos, sino que también desarrollan actividades que ponen en peligro las Huacas de Lima.

Además de almacenar material de reciclaje, lo más crítico es un taller de mecánica que funciona dentro de este complejo prehispánico que data del período 1100-1450 d.C., sin que las autoridades intervengan. Los autos entran y salen todo el día de la zona cultural.

Por otro lado, este no es el único sitio arqueológico afectado por invasores en Lima Metropolitana. Se conoce que dentro del complejo de la huaca Garagay (1400 a.C.), en San Martín de Porres (SMP), hay al menos diez precarias casas. Sus ocupantes transitan por la zona monumental para entrar o salir.

Comments

comments

Compartir