En Perú, estamos orgullosos de nuestro patrimonio cultural y de ser reconocidos por una gastronomía de fama mundial. Pero junto con Machu Picchu y el ceviche, la naturaleza es parte de nuestra identidad nacional.

Ante ello, surgió como solución, Patrimonio Natural del Perú (PdP), una innovadora asociación público-privada liderada por el gobierno peruano que tiene como objetivo proporcionar fondos para garantizar la estabilidad a largo plazo de las áreas naturales protegidas del país, utilizando un mecanismo llamado Proyectos de Financiamiento para la Permanencia.

Los donantes del sector público y privado, incluidas las agencias internacionales de desarrollo, fundaciones y empresas, contribuyen con fondos para cubrir el déficit, con la condición de que después de un período de tiempo acordado, el gobierno del país asumirá todos los costos por sí mismo. Es un enfoque que se está utilizando con éxito en un creciente número de países.

Este mes, el proyecto PdP celebró un hito importante: un compromiso de USD $ 140 millones de dólares en financiamiento de donantes internacionales y del gobierno peruano, para fortalecer y ampliar la red de áreas naturales protegidas, comenzando por la Amazonia.

Comments

comments

Compartir