“Nunca antes había escrito con tanto miedo, con tanto dolor”, así inicia el testimonio de la periodista Juliana Oxenford, quien, ya había hablado antes del desorden alimenticio que padeció hace 15 años, con el que llegó a pesar 35 kilos. Según reveló, se trató de una enfermedad por la que casi pierde la vida y que le dejó “huellas” imposibles de borrar.

Juliana, además, escribe el testimonio como una alerta acerca de una enfermedad de la que, considera, no se toma con la seriedad debida. “Esto y más es esta maldita enfermedad de la que tantos se burlan y tan pocos conocen. Nadie deja de comer por vanidad ni para emular a la modelo de moda. Quienes hemos sobrevivido a esta pesadilla, sabemos que la anorexia es un llanto de urgencia, un grito de desamor, una súplica para que nos abracen, un miedo incontrolable a crecer, un mecanismo para llamar la atención”.

Comments

comments

Compartir