Estados Unidos y Rusia pusieron término al tratado de desarme nuclear INF, firmado al final de la Guerra Fría, en una decisión que reaviva el temor a una carrera armamentista entre las potencias mundiales. El tratado sobre armas nucleares de alcance intermedio (INF, por sus siglas en inglés) de 1987 limitó el uso de misiles de alcance intermedio (de 500 a 5.500 km), tanto convencionales como nucleares.

El secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, anunció la retirada formal de Washington en un comunicado en un foro regional en Bangkok, minutos después de que Rusia declarara el fin del tratado. Ambas partes señalaron durante meses su intención de retirarse del tratado, intercambiando acusaciones de romper los términos del pacto.

«Rusia es el único responsable de la desaparición del tratado», dijo Pompeo en un comunicado al término de una reunión de ministros de Relaciones Exteriores de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN). Poco antes del anuncio de Pompeo, el ministro ruso de Relaciones Exteriores dijo en Moscú que el tratado había terminado «por iniciativa de Estados Unidos».

Comments

comments

Compartir