El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, propuso el lunes que republicanos y demócratas acuerden un endurecimiento del control de armas de fuego, vinculando esta iniciativa a una reforma migratoria.

«Los republicanos y los demócratas deben unirse y obtener verificaciones de antecedentes sólidas, quizás uniendo esta legislación con una reforma migratoria que se necesita desesperadamente», tuiteó Trump poco antes de dirigirse a la nación tras dos tiroteos masivos que dejaron el fin de semana 29 muertos y decenas de heridos en Texas y Ohio.

Donald Trump dijo el domingo, después de los ataques, que «el odio no tiene lugar» en Estados Unidos y señaló a las enfermedades mentales como las responsables de los tiroteos.

«Son personas que realmente tienen enfermedades mentales muy, muy grandes», dijo, una afirmación que la policía no ha confirmado. «Tenemos que hacer que se detenga. Esto ha estado ocurriendo durante años», aseguró.

Comments

comments