Un equipo de arqueólogos ha descubierto los restos de 227 niños sacrificados según un ritual de la cultura precolombina Chimu.

Segun de sabe, las investigaciones comenzaron en 2018 en Pampa la Cruz, en el balneario de Huanchaco, a unos 700 kilómetros al norte de Lima.

Los niños, de entre 4 y 14 años, fueron asesinados según un ritual de ofrenda a los dioses de la civilización Chimu para apaciguar su cólera, al creer que esta era la causa de las catástrofes naturales ligadas al fenómeno climático de El Niño.

Los arqueólogos han encontrado además pruebas de un episodio de abundantes lluvias en el momento del sacrificio. “Dondequiera que cavamos encontramos otro (niño)” sepultado con el rostro vuelto hacia el océano, prosigue el responsable de las investigaciones. Algunos todavía conservan piel, cabello y pendientes de plata.

Comments

comments

Compartir