#ACTUALIDAD

Luis Gerardo Escobar Calderón (40), presunto cabecilla de la organización criminal Los Injertos del Comandante Mela, quien se encontraba cerca de su vivienda ubicada en el asentamiento Los Médanos, en el distrito de Castilla, falleció de cuatro disparos.

Según se supo, el sujeto fue trasladado de inmediato por sus familiares a la clínica Miraflores de Castilla, pero llegó sin vida. Cerca de la medianoche, el médico legista y el fiscal de turno llegaron a la clínica para certificar el fallecimiento y disponer que el cuerpo sea llevado a la morgue para la necropsia de ley, mientras la Policía Nacional averigua el móvil del crimen.

Comments

comments